Una reflexión en torno al #7N

“La violencia desde siempre ejercida sobre la mujer encuentra en la cárcel en que se transforma el lugar de cohabitación (hay que negarse a llamarlo hogar) el espacio por excelencia para la humillación diaria, para la paliza habitual, para la crueldad psicológica como instrumento de dominio. Es el problema de las mujeres, se dice, y eso no es verdad. El problema es de los hombres, del egoísmo de los hombres, del enfermizo sentimiento posesivo de los hombres, de la poquedad de los hombres, esa miserable cobardía que les autoriza a usar la fuerza contra un ser al que se le ha ido reduciendo sistemáticamente la capacidad de resistencia psíquica”.

Esto es lo que escribía el maestro de las letras José Saramago en el año 2009 en torno a la violencia machista. Estas palabras y otras pronunciadas en una entrevista en televisión inspiraron la primera manifestación de hombres contra la violencia machista. Ha pasado tiempo, pero, desgraciadamente, los argumentos que esgrimía el premio Nobel para luchar contra esta lacra siguen vigentes.

Por eso, como hombre, como amigo, como hijo, como marido, como padre, pero, sobre todo, como persona, desde aquí quiero mandar mi apoyo a la Marcha Estatal Contra las Violencias Machistas que se celebra mañana en Madrid, donde se prevé que más de 20.000 personas se den cita para denunciar  que las violencias machistas suponen la manifestación más violenta de la desigualdad de género y la más grave violación de los derechos humanos de las mujeres que padece nuestra sociedad.

En nuestra localidad, la asociación Ventana Abierta está organizando un viaje a Madrid para todos aquellos que quieran acudir a la manifestación. Puedes apuntarte escribiendo al correo electrónico ventana.abierta@hotmail.com o llamando al 609829921.

Además, el Ayuntamiento de Pozoblanco, a través de la concejalía de Igualdad, va a desarrollar durante todo el mes de noviembre una serie de actividades organizadas con motivo del Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, que tiene lugar cada 25 de noviembre.

Y es que, lamentablemente, nuestro pueblo no escapa a esta lacra que, sólo en nuestro país, ha matado a 1.378 mujeres durante los últimos 20 años. Hace unos días el Centro de la Mujer de Pozoblanco hizo público un informe, en el que se señala que en el último año han sido atendidas 58 mujeres, una cifra que se eleva hasta un total de 897 mujeres en los últimos 15 años.

Es hora de reflexionar, de tomar conciencia, de mirarnos en el espejo y preguntarnos qué podemos hacer cada uno de nosotros. Quizá aquello que tan bien decía Saramago:

“Tal vez cien mil hombres, solo hombres, nada más que hombres, manifestándose en las calles, mientras las mujeres, en las aceras, les lanzan flores, podría ser la señal que la sociedad necesita para combatir, desde su seno y sin demora, esta vergüenza insoportable. Y para que la violencia de género, con resultado de muerte o no, pase a ser uno de los primeros dolores y preocupaciones de los ciudadanos. Es un sueño, es un deber. Puede no ser una utopía”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pozoblanco y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s