Cuaderno de Bitácora: Nuestro viaje a Filippiada

Filippiada nos recibía…

Foto-1

Y así era el campamento… nuestro ‘Campo de las Hadas’.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuimos conociendo nuestro hogar durante las siguientes semanas…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fue indescriptible la emoción de ver llegar el cargamento procedente de Pozoblanco…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y quedó todo bien guardado en el almacén que existía para almacenar las donaciones:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aunque hubo que trabajar mucho para que el almacén (Warehouse) luciera como véis en las fotos. Así fue cómo nos lo encontramos:

Incluso aprendimos a coser con las telas que llevamos desde Pozoblanco…

Diariamente repartíamos agua, comida o fruta. Y atendíamos las necesidades en cuanto a ropa, calzado, higiene personal, etc.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A pesar de no tener nada para ofrecer lo poco que tenían lo compartían con nosotros. Nos invitaban a cenar y no os podéis imaginar con cuatro cosas las comidas tan ricas que preparaban. Y Abdul encima era chef.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fijaos en esas sonrisas. Pues esto es, para que os hagáis una idea, lo que les daban de comer.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el cumpleaños de Ana pudimos sacar a una familia a comer fuera. No es necesario que diga lo que sintieron.

Foto-23

A través de la radio quisimos acercar nuestra experiencia a nuestros vecinos de Pozoblanco. Así fue aquella entrevista en Cope Pozoblanco:

Agua, comida, productos de aseo personal, zapatos, ropa, maderas para hacer estanterías, cajas para clasificar todo el  material en el almacén, herramientas, pinturas, material de obra, herramientas, tierra, plantas para huertos… son algunas de las cosas en las que hemos invertido el dinero que llevábamos de las donaciones.

Gastos*

3.000 €
– Enseres para bebés post-parto
– Farmacia
– Comida para bebés
– Comida mujeres embarazadas
– Sandalias
– Tarjetas móviles
– Alojamiento de refugiados fuera del campo: atención médica.

1.000 €
– Higiene personal mujeres

1.500 €
– Gasolina para transporte (atención médica a refugiados, compras, etc.)

2.000 €
– Proyecto estanterías Warehouse: maderas, cajas clasificadoras, herrajes,                               herramientas…

1.000 €
– Proyecto huertos familiares, adecuación sala mujeres y psicomotricidad                                 (tierra, abono, plantas, herramientas, material de obra, pintura, etc.)

* Las cifras no son tan redondas pero las ponemos así para ahorrarnos tiempo todos, si alguna persona de las que han colaborado necesita ver con detalle alguna factura están a su disposición.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una de las obras que hemos ayudado a hacer es la ‘Casa de las Mujeres y la psicomotricidad’.

Así estaba cuando llegamos:

Así trabajamos…

Foto-24

Y así quedó…

Otro de los proyectos en los que más tiempo invertimos y que más satisfacción nos produjo: los huertos. El campo se llenó de vida y color y sirve para aliviar la cantidad de horas que no tienen nada que hacer.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Porque tiempo libre hay mucho. Y por ejemplo, un bloque de hormigón lo llenamos de color con una canasta de baloncesto y con los balones que PRODE nos donó. Allí surgió un espacio de alegría.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

También estaba el tiempo para las clases de los niños.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y, por supuesto, fútbol con la ropa de la Escuela de Fútbol y COVAP:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y menudos partidos echaron…

No faltaba ni el peluquero en el ‘Campo de las Hadas’.

Y tuve la oportunidad de conocer al alcalde de Covarrubias, en Burgos, que también acudió durante esos días a Filippiada. Él es Oscar Izcara y llegó un par de días antes de nuestra partida, siguiendo nuestros pasos. Una excelente persona con un corazón enorme.

Foto-46

Todo lo que sucedía en el mundo tenía sus repercusiones en el campo, bien porque los militares intentaran demostrar que allí mandaban ellos o bien por lo que suponía para las personas que estábamos en el campo. Hubo una manifestación tras los atentados en Siria contra población Kurda y tras el ataque en Niza.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y también otra manifestación para que nos dejaran entrar en el campo a los voluntarios.

Hubo muchos días complicados en nuestra estancia en Filippiada. Días que hacían a uno reflexionar y pensar en voz alta.

También estuvimos en el campamento de los yezaidies, una etnia perseguida en el mundo árabe. Estaban en un campamento aislado del resto de refugiados.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y también viajamos al Campo de Tesalónica, que está en un estado inhumano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y volviendo a nuestro ‘Campo de las Hadas’, aquí tenéis un antiguo polvorín convertido en escuelita con El Principito dándole color y vida.

Foto-55

Porque allí, amigas y amigos, los protagonistas, eran siempre los mismos: ellos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sí, ellos.

Foto-71

Voy acabando esta entrada. Gran parte del dinero que llevábamos nos lo gastamos en transporte para llevar a personas a los hospitales y médicos de la zona. El caso de Fátima, que ya os he contado, ha sido uno de los que más satisfacción nos produjo. Conseguimos sacarla del campo para dar a luz, le pagamos un hotel los días previos al parto y Hassan pudo nacer de una forma digna en un hospital y no debajo de un plástico en un campo inhumano.

Foto-72

Y quiero acabar esta entrada con algo que nos marcó y que llenaba de vida el ‘Campo de las Hadas’: la música.

Foto-73

Ya a la vuelta, unos días después de aterrizar nuevamente en Pozoblanco, volví a Cope Pozoblanco para compartir con todos vosotros nuestra maravillosa experiencia en Filippiada:

Termino esta entradas con las palabras de Pedro que me decía que “al entrar por primera vez al campo de refugiados de Filippiada se tiene la sensación de pasar a habitar y reconocerte en un mundo anacrónico. Es como si la realidad, te recibiese con un jodido abrazo de bienvenida. Como si la soledad y la incomprensión te dijesen, ven, aquí nadie es extraño. ¿Quieres ayudar?  Olvida tu ideología. Deja todos tus planteamientos y prejuicios en la entrada. Aquí se afrontan temas mucho más importantes”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Emiliano Pozuelo, Filippiada, Pozoblanco y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s