Pozoblanco y la Mancomunidad, el relato de un acuerdo

Han pasado unos días desde que el pasado 24 de abril, el Pleno del Ayuntamiento de Pozoblanco votó a favor de la continuidad en la Mancomunidad de Municipios de Los Pedroches. Bueno, en realidad lo que hicimos los miembros de la corporación municipal fue revocar el acuerdo plenario del pasado 25 de abril de 2016 en la que se decidió, de manera unilateral, abandonar el ente comarcal.

Pues bien, pasados estos días quería explicar con calma todo lo sucedido durante este tiempo para que los ciudadanos y ciudadanas de Pozoblanco puedan conocer todo lo sucedido con una decisión que, como el tiempo ha demostrado, ha servido para tomar impulso y ayudará a darle a la Mancomunidad el empaque y el cambio de aires que la institución demandaba desde hacía años.

Todo empezó el 21 de junio de 2015 durante la sesión de investidura de la Mancomunidad para esta legislatura. Durante aquel primer encuentro de los alcaldes, alcaldesas y representantes de los distintos pueblos, que llevaban poco más de una semana en sus cargos tras las últimas elecciones municipales, realicé mi primera intervención ante el ente comarcal como alcalde de Pozoblanco.

En aquel discurso (DESCARGAR PDF), que esperaba que sirviera como “punto de inflexión” para la entidad, planteaba a los compañeros cuál era el objetivo común para Los Pedroches que tenía la Mancomunidad. Relaté las que, a mi entender, eran las principales carencias de la institución que, en los últimos años, había tenido como único objetivo “pagar una deuda generada por la mala gestión de la misma”.

Era evidente que los resultados de las últimas elecciones traían un tiempo nuevo a la política en nuestro país y se hacía necesario optimizar recursos. Entre los mensajes que quise dejar aquel día estaba que, en el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Pozoblanco, teníamos claro el papel que nuestro pueblo debía jugar en el futuro de Los Pedroches pero que “no íbamos a ser cómplices del mantenimiento de entes supramunicipales que no aportan nada a nuestra comarca”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Terminó aquella primera reunión, pasaron los meses y nada cambió. Desde el Ayuntamiento de Pozoblanco esperábamos una reacción a aquellas palabras en forma de pasos desde la Mancomunidad. Pasos que nunca llegaron. Y entonces llegó el pleno ordinario del 25 de abril de 2016, casi un año después de ese primer pleno comarcal, cuando se propuso, desde el equipo de gobierno, el siguiente punto del orden del día: Propuesta del equipo de gobierno de separación del municipio de Pozoblanco de la Mancomunidad de Municipios de Los Pedroches. (DESCARGAR PDF).

La propuesta decía lo siguiente:

“Considerando que existe una falta de rentabilidad de la aportación de este Ayuntamiento a la citada Mancomunidad, debido a la escasez de actuaciones inversoras que redunden en beneficios perceptibles por la ciudadanía, entendemos que, debido a un excesivo peso del gasto corriente, se propone al Pleno la adopción del siguiente acuerdo:

Acordar la SEPARACIÓN del municipio de Pozoblanco de la Mancomunidad de Municipios de Los Pedroches, con efecto desde el mes de octubre del presente 2016, siguiendo el procedimiento previsto en el artículo 30 de sus estatutos”.

Aquellos que lo recuerden sabrá que después no viento un pleno tranquilo. Tras las intervenciones de los portavoces de los grupos políticos, se procedió a una votación que dio como resultado 9 votos a favor por 8 en contra, decidiéndose en ese momento la SEPARACIÓN VOLUNTARIA del ente comarcal.

Antes de cerrar aquel punto, intervine para, entre otras cosas, recordar mi discurso en la sesión de investidura de la Mancomunidad que he comentario anteriormente. Y, por encima de todo, aseguré que se trataba de una acción que “pretendía mirar hacia delante”, recordando una frase de mi discurso inaugural de la Feria Agroganadera 2016 en la que señalaba que “Pozoblanco no quiere ser importante, pero sí queremos ser útiles”. El tiempo ha demostrado que teníamos razón.

Después de aquella decisión volvieron a pasar varios meses sin que sucediera nada. También, por medio, vino algún pleno de la Mancomunidad al que asistimos ya que seguíamos siendo miembros hasta que pasaran seis meses de la decisión del Pleno del Ayuntamiento.

Pasó el verano y las preguntas sobre el futuro de Pozoblanco en la Mancomunidad eran las más habituales en cualquier comparecencia, tanto pública como privada. Entonces, volvimos a dar un paso adelante y presentamos a la presidencia del ente supramunicipal un documento (DESCARGAR PDF) con algunos puntos clave, cuyo cumplimiento sería necesario para que Pozoblanco siguiera dentro de la institución.

Dimos ese paso porque somos muy conscientes de que hace falta una estructura comarcal fuerte que nos defienda de los desafíos que tenemos como territorio, pero teniendo claro que hay que ser rigurosos en el gasto del dinero público. Entre los puntos más destacados de aquel documento estaba la despolitización de la Mancomunidad, la corrección de los fines de la misma y la optimización del gasto mediante una reducción del personal y una reestructuración de los distintos mantenimientos administrativos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ese documento supuso la constatación, por parte de todos los miembros del ente, de que nuestra postura era firme. Desde ese momento se llevaron a cabo once reuniones de trabajo en la que estuvieron presentes miembros de todos los partidos políticos. Fueron encuentros cargados de buena voluntad con el objetivo de lograr el mejor acuerdo para todos, ese que abra un nuevo tiempo político también en la Mancomunidad.

El resultado de ese intenso trabajo lo conocimos el pasado 19 de abril con la presentación del texto ACUERDOS DE LA COMISIÓN DE ESTUDIO DE PROPUESTAS PARA LA MANCOMUNIDAD.

Entre los puntos más destacados está la creación de una Junta de Gobierno que será la encargada de marcar el rumbo de la institución, un lugar donde todas las decisiones se tendrán que tomar con el visto bueno de las 2/3 partes de la misma. El objetivo es que sea esta Junta la que marque el calendario de actuaciones, reivindicaciones, comparecencias públicas, elaboración de presupuestos, inversiones, etc. En resumen, la toma de decisiones clave con un consenso mayor, alejado de la mayoría simple.

También se concretaron los fines de la entidad en temas clave como turismo, deportes, protección del medio ambiente y el patrimonio y apoyo al sector agrícola, ganadero y agroalimentario. Además, se procederá a una reestructuración completa del personal del ente, con una reducción de la plantilla en un 40%, una partida presupuestaria que a partir de ahora se destinará a realizar acciones concretas e inversiones directas que repercutan en toda la comarca.

 

Fue un día importante en el que se echaron de menos a personas que han participado muy activamente en este proceso. La firma del acuerdo, que ve satisfechas todas las demandas de Pozoblanco a las que hay que sumar todo lo que ha surgido en las distintas reuniones que hemos llevado a cabo en estos meses, supone la constatación de la necesidad que había de dar el paso al frente que dimos un año atrás porque ya no podíamos seguir así por más tiempo en la Mancomunidad.

Y llegamos así a la última aventura de este viaje que concluyo con la decisión del pleno ordinario de nuestro Ayuntamiento, el pasado 24 de abril, de revocar la decisión de salir de la Mancomunidad, que contó con el voto favorable de todos los grupos políticos salvo el CDeI, que decidió abstenerse.

Tras todo lo sucedido solo me queda hacer un par de reflexiones. Por un lado, la satisfacción por cómo han acabado las cosas después de aquel paso tan necesario que dimos. Únicamente Pozoblanco podía hacer ese movimiento que agitara todo y abriera las puertas a remodelar la Mancomunidad. Tomamos una decisión y, con el paso del tiempo, todo el mundo se remangó y se puso a trabajar.

Este acuerdo final es fruto del trabajo de mucha gente a lo largo de los meses, personas que han aportado grandes ideas y soluciones, tomando decisiones que eran necesarias. Está claro que, tras esta firma, puede comenzar un nuevo tiempo para Los Pedroches pero, para que funcionen todos los acuerdos, es necesario el compromiso de todos, especialmente de las dos fuerzas con mayor representación en la Mancomunidad, como son el PP y el PSOE. Ellos tienen la llave para que el ente comarcal siga dando pasos hacia el futuro.

Encierro de los alcaldes de Los Pedroches en 1988. Fuente: 17pueblos.es

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Emiliano Pozuelo, Pozoblanco. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s